Publicado en Sin categoría

Se trata de ayudar a las personas a formular sus propios itinerarios de recuperación, alejados de la patología, la enfermedad, los síntomas… Entrevista con Amparo Lloret, delegada de FAISEM en Almería.

¿Qué es la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental. FAISEM?

FAISEM es una Fundación Pública de la Junta de Andalucía que surge en el año 1993 con el apoyo de todos los grupos parlamentarios y está enmarcada dentro del proceso de reforma psiquiátrica que se inició en Andalucía en el año 1984, que permitió cerrar hospitales psiquiátricos y establecer una red de salud mental de orientación comunitaria.

El objetivo fundamental es prevenir la marginación y desadaptación, así como el apoyo a la integración social y laboral de las personas que padecen enfermedades mentales graves generadoras de incapacidad personal y social y que tengan dificultades de acceso a los recursos normalizados. Se trata de favorecer la autonomía y la recuperación de estas personas.

¿Con qué tipo de recursos y programas cuenta en Almería?

En Almería contamos con el programa residencial, que da cobertura a determinadas necesidades básicas de la vida cotidiana, como son la vivienda, manutención y algunos cuidados básicos de las personas usuarias que están en estos recursos. En concreto, en la provincia contamos con cinco Casa hogares (90 plazas), para personas  dependientes en al menos una o más actividades básicas de la vida diaria y también once viviendas supervisadas para personas que solo necesitan apoyos puntuales, con capacidad de tomar decisiones y poder relacionarse normalmente con su entorno social inmediato.

También contamos con un programa de soporte diurno con cuatro Centros de día en la provincia, un taller ocupacional y un club social. Este programa trata de dar apoyo funcional en distintas áreas de la vida cotidiana, contribuyendo a organizar sus actividades diarias y consolidar habilidades personales y sociales estables para mantenerse de forma activa en su entorno.

Por su parte, el programa de empleo es imprescindible para generar hábitos y habilidades, apoyando en la búsqueda activa de empleo y su posterior inserción laboral de las personas con enfermedad mental, ya que tienen que enfrentarse a las dificultades de acceder a un puesto laboral, bien por la propia enfermedad, el prejuicio social o la situación del mercado de trabajo. El empleo es un indicador clave y un instrumento fundamental del proceso de recuperación de una persona con problemas de salud mental.

¿Cuál es el perfil de los usuarios que asisten habitualmente a los dispositivos de FAISEM?

Las personas usuarias de los programas de FAISEM tienen diferentes perfiles, dependiendo del grado de autonomía y dependencia y las necesidades de apoyo que necesiten. Nos podemos encontrar con personas que solo necesitan apoyo en la búsqueda de empleo hasta personas que por su nivel de dependencia necesitan cuidados básicos para la organización de su vida diaria. 

¿Qué le diría a unos padres que crean que su hijo puede tener problemas graves de salud mental?

Que acudan en primer lugar a su médico de atención primaria, que será el profesional encargado de derivarlo a los servicios de Salud Mental para un una evaluación individual  y tratamiento si el equipo lo estima necesario.

¿Cuáles son los retos más importantes, o los objetivos principales, que cree que se deberían abordar en los próximos años en materia de salud mental?

En los próximos años debemos proporcionar una atención personalizada a las personas que padecen una enfermedad mental y por supuesto a sus familias. Tenemos que dejar atrás el modelo basado en la enfermedad y avanzar en el modelo de la recuperación, basado en las capacidades de la persona, en sus aspiraciones y en el respeto a sus derechos como ciudadanos. Se trata de ayudar a las personas a formular sus propios itinerarios de recuperación, alejados de la patología, la enfermedad, los síntomas… donde la persona asuma mayor control de su vida.

Entre todos tenemos que cambiar actitudes y eliminar las barreras que genera el estigma asociado a la enfermedad mental que está basado en ideas erróneas y prejuicios sobre esta enfermedad. Por ello, la inclusión en la sociedad es clave para que la persona pueda afrontar la enfermedad y dar sentido a su vida ya que, como cualquier otra enfermedad, es posible la recuperación y con el rechazo solo conseguiremos aumentar el sufrimiento que la enfermedad genera. Estamos en la era tecnológica y los medios de comunicación juegan un papel fundamental, ofreciendo una información veraz, objetiva y rigurosa sobre la salud mental.

Es un reto para el futuro y queda mucho por recorrer, pero entre todos lo podemos conseguir.

 

Publicado en Sin categoría

Yo creo que a los estudiantes nos ayuda a disminuir los prejuicios y los estereotipos. Entrevista Mireya Ferre y Celia Enrique, alumnas de Psicología y participantes en un encuentro de entrenamiento de fútbol entre estudiantes y usuarios de salud mental

  1. ¿Cuál es vuestra trayectoria en el fútbol?

CELIA: Yo empecé hace ya varios años aquí en la universidad, a nivel aficionado. Poco a poco me fue gustando cada vez más y hace dos años empecé la liga de fútbol 11, jugando en el Huércal de Almería. Al año siguiente me fui a jugar al Estudiantes, donde actualmente juego una liga entre Almería y Granada. También sigo entrenando con la selección de la Universidad para competir en los campeonatos de Andalucía y además entreno a pre-benjamines.

MIREYA: Yo, como quien dice, siempre he estado con el balón en la portería ya que mi padre es conserje y me pasaba mucho tiempo en el patio del colegio. Estuve en un equipo de fútbol sala en Adra hace un par de años. Este año juego en La Cañada, igual que Celia jugamos en la liga, en segunda andaluza. Mi próximo objetivo es jugar en la selección de la universidad.

  1. ¿Qué os ha parecido la experiencia de jugar entre estudiantes y personas con trastorno mental grave?

CELIA: Me ha parecido muy interesante. De hecho me gustaría seguir viniendo, poder juntar lo que estamos estudiando, Psicología, con el deporte que practicamos.

MIREYA: Yo pienso igual. El deporte y la psicología es una buena combinación.

  1. ¿Cómo has visto el nivel futbolístico del equipo?

CELIA: La verdad que bastante bien. Hay cosillas a mejorar pero yo creo que entrenando eso se puede perfeccionar. Me han sorprendido.

MIREYA: A mí también me han sorprendido mucho. Tenían mucha táctica y sabían cómo mover bien el balón en general.

  1. ¿Qué creéis que puede aportar esta experiencia a los usuarios de salud mental y a los estudiantes?

CELIA: Yo creo que los estudiantes podemos conocer un poco más el ambiente donde nos vamos a mover y en el que nos gustaría trabajar. Personalmente, me gustaría ser psicóloga deportiva y creo que es una buena oportunidad para relacionar el deporte y trabajar con ellos.

MIREYA: Yo creo que a los estudiantes nos ayuda a disminuir los prejuicios y los estereotipos. Aunque no queramos, la sociedad siempre influye en eso. Además darme cuenta de que se generaliza mucho, yo puedo transmitir mi experiencia a otros y ellos a su vez a más personas, así podremos conseguir la inclusión que estamos buscando.

  1. ¿Algo más que queráis añadir?

CELIA: Que todo el mundo se anime a participar en este tipo de actividades, que como ha dicho mi compañera así se conseguirá la inclusión social.

MIREYA: Para mí ha resultado muy gratificante.

Publicado en Sin categoría

El empleo les cambia la sonrisa, la actitud, la implicación… Entrevista a Cristina González Acién, presidenta de la Asociación El Timón.

Acaba de inaugurar la asociación El Timón un aula de formación ¿qué objetivos se persiguen con la misma?

El aula de formación que acabamos de inaugurar viene a complementar lo que ya llevamos trabajando varios años. Precisamente, junto con la Universidad de Almería y diversas entidades, estamos implicados en dar una oportunidad de formación dirigida fundamentalmente a personas con trastorno mental grave. Yo creo que este aula va a reforzar la oferta formativa, concretamente, empezaremos el segundo año de un seminario de jardinería, así como otros cursos, de preparación pre-laboral (en conjunto con salud mental y con FAISEM), entre otros. La asociación, cuenta además con otros recursos, como un invernadero municipal, donde se van a realizar prácticas también y que va a servir de entrenamiento para el futuro laboral de los alumnos.

¿Qué beneficios supone la formación y el empleo en el colectivo del trastorno mental grave?

Desde la asociación, a lo largo de estos veinticinco años, hemos contratado a varias personas con problemas de salud mental, desde un conductor, un administrativo, también desde un programa de empleo de Obra social La Caixa, etc.  Yo creo que les cambia la vida, la suya y la de sus familiares. Pensando ahora mismo en la gente que está actualmente con nosotros, ves cómo le cambia la sonrisa, la actitud, la implicación… yo creo que eso es fundamental. También influye en la recuperación, en el auto-estigma, parte del estigma social… el estar trabajando suele disminuir. Se sienten bien, capaces de emprender cualquier acción, ya sea ocupacional o laboral. Una persona para recuperarse necesita tener motivación, ya sea para el empleo, para relacionarse… que se sientan capaces y como uno más de esta sociedad.

¿Se podría trasladar esta experiencia a otras asociaciones? ¿Qué consejo daría a aquellas que se quieran iniciar con un modelo similar?

Yo animaría a que las asociaciones inicien la formación de alguna forma, buscando apoyos cercanos, de Educación, de la Universidad, de entidades que ya ofrezcan alguna formación… Pero también se necesita que los cursos sean bonificados o con ayudas, porque la economía de personas que llevan años en salud mental es precaria. Yo también creo que la administración tiene que apoyarnos, tiene que ser nuestra aliada con programas de empleo para personas con problemas de salud mental. Es difícil que a nivel individual una asociación pueda emprender sola un proyecto en torno al empleo. También creo que las asociaciones que llevamos muchos años trabajando deberían acreditarnos como entidades de formación en salud mental, igual que en los puestos de trabajo para personas con discapacidad se suele dar formación adaptada del trabajo a la discapacidad.

¿Algún otro aspecto que quiera destacar?

Me gustaría resaltar que es muy importante el voluntariado en la formación. Nos gustaría que nuestra aula de formación fuera un ejemplo del papel del voluntariado, con personas que quieran colaborar con diferentes temáticas. Vamos a intentar fomentar el voluntariado desde el área de formación.