Publicado en Sin categoría

Sobre la intervención temprana y las contenciones mecánicas. Entrevista a Vicente Ibáñez-Rojo, psiquiatra del Hospital Torrecárdenas de Almería, Grupo de Derechos Humanos y Salud Mental de la Consejería de Salud.

En su larga trayectoria profesional, quizá hay dos grandes áreas conocidas por nosotros, como son la intervención temprana y actualmente los derechos de los usuarios de salud mental, en los que ha participado activamente. En la primera de ellas, la intervención temprana, ¿cómo considera que está la situación actualmente, ¿cuáles son los cambios más relevantes que han acontecido en los últimos años y cuáles son los retos de futuro más importantes?

Es un terreno muy cambiante, hay una explosión de investigación y de información desde hace unos 15 años. Sin embargo, el problema muchas veces es que la investigación que se hace va por un lado y los programas y lo que queremos implantar va por otro. Por ejemplo, la investigación cognitiva y neurobiológica es muy interesante, pero luego en desarrollos prácticos clínicos no tiene mucha aplicación en los sistemas de ayuda.

También hay que tener en cuenta que los programas tienen que estar adaptados a la realidad de los jóvenes y sus contextos. No es lo mismo, pongamos por caso, Brasil que Almería. Las dificultades en salud mental en jóvenes es algo por definir, que tiene que ver con el desarrollo, con la transición de roles, con muchos aspectos relacionados con los iguales, y que están modulados por la cultura donde la persona vive.

Otro de los aspectos que ves, y que es necesario analizar para el fututo con más detenimiento, es que los efectos de los programas desaparezcan al cabo del tiempo. Así, cuando se hace un programa de tres años, se comprueba que va bien en ese tiempo y que es mejor hacerlo que no, pero cinco años después se ve que hay pocas diferencias con no haberlo ralizado. Se propone entonces hacer un programa de cinco años, tras ese tiempo de intervención es eficaz, pero después de diez años se pierde el efecto. Esto demuestra que hay personas con dificultades que necesitan apoyos sostenidos en el tiempo. Hay que mantener los apoyos, adaptándolos a la edad sin retirarlos.

Por otro lado, es interesante experiencias como Diálogo Abierto finlandés, un modelo inicialmente de intervención temprana, donde se da un cambio de perspectiva en el abordaje de la psicosis. Cambias la manera de entender la salud mental, de una forma abierta, facilitando la participación de todos los implicados, sin jerarquías basadas en el poder, trabajando con cada persona con psicosis desde un camino muy personalizado hacia su recuperación. Eso es lo que intentamos hacer aquí. Intervenir con jóvenes con problemas de salud mental, no etiquetarlos por ejemplo de esquizofrenia. Sin embargo, la investigación psiquiátrica habitual para comprobar que estos programas funcionan selecciona personas que define con un diagnóstico y ya con 17 años ponemos una etiqueta a los jóvenes cuando trasladamos este modelo biomédico a la práctica clínica. Por eso lo interesante del modelo finlandés y el diálogo abierto, yo intervengo contigo desde el minuto uno, basándome en tus necesidades del día a día y diseño, junto a ti y las personas importantes para ti, una intervención para que sigas en tu vida y orientado a un futuro. La intervención temprana debería facilitar un cambio del paradigma biomédico a uno en ese sentido. Las personas tienen problemas de salud mental cuando hacen transición de rol, cuando tienen dificultades, han sufrido abusos… se manifiesta una crisis, hay que trabajar desde el modelo de recuperación, para que esa crisis no atasque el desarrollo personal y no se convierta en un “enfermo etiquetado”.

En el tema de los derechos de los usuarios en salud mental, una cuestión muy candente en estos momentos es la contención mecánica. ¿Cuál es su opinión al respecto y qué medidas deberían fomentarse?

Efectivamente es un tema muy polémico y muy actual. El personal de las instituciones psiquiátricas suele defender la contención mecánica como una medida de necesidad extrema. Los movimientos de contención cero lo consideran una tortura. Yo creo que es una medida de seguridad extrema, nunca una media terapéutica.

Para que no exista contención mecánica, desde luego deben de existir medidas alternativas y nuestro trabajo debe ser crearlas junto con todas las personas implicadas en primera persona. Enlazando por ejemplo con Finlandia, en la zona del Diálogo Abierto se realizan contenciones mecánicas de forma muy excepcional en relación con el traslado a urgencias por las fuerzas de seguridad. El trabajo del personal de salud mental es retirarlas.

El cambio con respecto a la contención tiene que ver no sólo en el hospital, también hay que cambiar el sistema de la policía, del 061, en las urgencias, en los geriátricos… es un cambio social. Los profesionales de salud mental debemos liderar ese cambio empezando por nuestro trabajo.

Ha sido miembro también de la Mental Health Europe, asociación europea que engloba a profesionales y usuarios de salud mental de la mayoría de los países de nuestro entorno, ¿Cómo valora la situación en la asistencia de los problemas de la salud mental en España en relación al resto de los países de la Unión Europea? ¿Algún referente europeo en el que nos deberíamos fijar más?

En mi opinión, la situación es un poco decepcionante, muy desigual. Por ejemplo, en el caso anterior, en Finlandia, según en el sitio del que se hable hay mucha variedad, al igual que en el resto de Europa. Hay buenas prácticas a nivel de organizaciones concretas, pero no del sistema en general. Esto hace que sea muy difícil comparar. Igualmente pasa en España.

Lo que hay muy interesante en Europa son alternativas gestionadas por usuarios, muchas en Alemania, Escocia, Dinamarca…: casas de respiro, comunidades terapéuticas donde los iguales tienen el protagonismo también en la ayuda. Un desarrollo reciente es el interés, sobre todo en Inglaterra, de introducir el diálogo abierto en los servicios públicos de salud mental. Es muy interesante e incipiente, no hay suficiente investigación para demostrar que más allá de Finlandia esto funciona. Pero creo que merece la pena trabajar con alternativas como estas, donde no cabe la coerción.

Publicado en Sin categoría

“Me gustaría que se hiciera un curso que nos explique cómo funcionan los problemas psicológicos. Aunque asistamos al psiquiatra, no nos explican la profundidad de eso. Nos ayudaría a comprenderlo mejor”. Entrevista a Isabel Rodríguez

¿Por qué se ha apuntado al curso de Jardinería y Agricultura?

Yo trabajé bastante tiempo en invernaderos y es un tema que me encanta. Cada día me gusta más. Yo me apuntaría a todo, a otro curso, a dar charlas… lo que hiciera falta. Padezco depresión desde hace muchos años, pero no me considero “enferma”, sino una persona normal. No hay que poner etiquetas.

¿Estos cursos le ayudan?

Me ayudan mucho. Yo no faltaba a ninguna clase. Asistir al invernadero, con las plantas… para mí eso es vivir.

¿Qué ha aprendido en el curso?

He aprendido a podar, antes no sabía, el tema de las copas… mucha información nueva. Hubo temas que no conocía, por ejemplo, cómo se nombran y clasifican las plantas, ahora sí. De todos moso, aún necesitamos aprender mucho más.

¿Qué otros cursos le gustaría realizar?

Yo me apuntaría a todos. Especialmente el de jardinería. También me gustaría que se hiciera un curso que nos explique cómo funcionan los problemas psicológicos. Aunque asistamos al psiquiatra, no nos explican la profundidad de eso. Nos ayudaría a comprenderlo mejor.

¿Qué le ha parecido que participen estudiantes?

Que asistan estudiantes me parece muy bien. He conocido a mucha gente, me han acogido muy bien, me he sentido como si fueran parte de mi familia, de una forma muy especial. Incluso se me saltan las lágrimas al ver el amor que ponen esas personas.

Publicado en Sin categoría

“Creo que es fundamental que en los cursos haya estudiantes y usuarios de salud mental. Que no haya distinción. A nosotros nos aportan mucho los estudiantes” Entrevista José Gabriel, participante de los tres cursos ofertados en el programa Inclúyete

José Gabriel ha sido el único alumno que ha asistido a los tres cursos que hasta el momento hemos organizado dentro del programa Inclúyete, el de informática, el de deporte y el de jardinería. ¿Por qué te has apuntado a este último curso de jardinería?

A este de jardinería la verdad que no me gustaba mucho al principio, no sabía  si me iba a interesar realmente, comparado con el de deporte y el de informática que lo tenía más claro. Me apunté sobre todo por estar ocupado, hacer cosas nuevas y aprender. Me animaron desde la asociación El Timón a apuntarme.

¿Qué crees que te ha aportado el curso?

 Yo creo que el aprendizaje ha sido bastante bueno. Me fijo más en las plantas, en los árboles, en cómo están podados…

¿Le gustaría continuar en una segunda edición del curso?

Sí. Yo creo que una segunda edición vendría muy bien para seguir aprendiendo más de todo lo que hemos hablado. Para seguir aprendiendo en el tema de las podas, de esquejes, profundizar en todo lo que hemos aprendido.

¿Crees que el curso puede ser una oportunidad para encontrar trabajo?

Yo creo que sí. Hemos hablado mucho de las arenas, tipos de tierras, de abonos… a la hora de trabajar en la agricultura viene muy bien.

¿Crees que es importante que en los cursos, junto con usuarios de salud mental, haya también estudiantes?

Creo que es fundamental que haya estudiantes y usuarios de salud mental. Que no haya distinción. A nosotros nos aportan mucho los estudiantes.

Publicado en Sin categoría

Valoración del curso de Jardinería y Agricultura. Entrevista a María Rodríguez, monitora de Jardinería

Ya ha finalizado la primera edición del curso de Jardinería y agricultura, ¿cuál es su valoración?

Mi valoración es muy buena. Más aún si pensamos que es la primera edición. Ha habido bastante asistencia y nos han aceptado bien el curso

¿Ha notado más interés de los alumnos por el tema de la jardinería tras haber realizado el curso?

Sí. Mucho más interés, más motivados, con más preguntas, incluso con ideas para el taller de jardinería. Los que han asistido al curso de jardinería, también vamos a un taller y realizamos allí actividades, y veo que se muestran más participativos y con ideas.

¿Qué es lo que más valorarías del mismo?

El interés que han puesto, la formación y conocimientos que se llevan. Además la asistencia al curso ha sido alta, más de lo que me esperaba.

¿Algo más que quiera añadir?

Yo creo que esta edición ha servido para que aprendamos y para que la próxima edición aún salga mucho mejor.

Publicado en Sin categoría

“Ver como docente la forma en la que va aprendiendo el grupo, y poder aprender con ellos, es algo muy gratificante”. Entrevista a José Francisco, profesor del curso de Jardinería y Agricultura.

¿Fue la primera vez que impartió un curso de jardinería y agricultura?

Sí, nunca antes había impartido clase, me puse muy contento cuando me comentaron esta oportunidad. Me parecía una buena idea poder ayudar a gente con problemas de salud mental o sin ellos y que pudieran aprender nociones de jardinería.

¿Cuánto tiempo le llevó preparar el curso?

Unos tres meses más o menos. Adapté los apuntes que tenía de cuando estudié la carrera.

¿Cuáles fueron los objetivos del curso?

Principalmente el enfoque fue jardinería y algo de agricultura, pero sobretodo jardinería básica, tanto teoría como práctica. El objetivo fue una formación inicial, para poder encontrar un primer empleo en alguna empresa relacionada con el sector.

¿Cuáles son sus retos personales y profesionales que tiene de cara al futuro?

Me gustaría poder desarrollarme profesionalmente en el sector de la jardinería y la agricultura. También en el sector de la comercialización y la exportación.

¿Algo más que quiera añadir?

Ha sido un placer haber podido compartir la experiencia con todos los estudiantes y usuarios que han venido, también contar con el apoyo de la Universidad de Almería. Me llena de satisfacción esta experiencia. Ver como docente la forma en la que va aprendiendo el grupo, y poder aprender con ellos, es algo muy gratificante. Siempre que me necesiten pueden contar con mi apoyo para seguir impartiendo este tipo de cursos.

Publicado en Sin categoría

Presentación de la Asociación de Salud Mental de Almería (ASMAL). Entrevista a Mónica Salinas

¿Cuándo se fundó ASMAL?

ASMAL es una Asociación sin ánimo de lucro que se fundó en el año 2014 por un grupo de personas concienciadas de la necesidad en Almería capital de una entidad para apoyar y ayudar a la mejora en la calidad de vida de personas con trastorno mental, sus familiares y allegados.

¿Cuáles cree que son las necesidades más importantes que cubren hoy en día las asociaciones de usuarios y familiares de Salud Mental, o los grupos de ayuda mutua?

A día de hoy, las necesidades más importantes que cubren las asociaciones, son dar información y asesoramiento a usuarios y familiares, acerca de cómo poder manejar el trastorno mental, tanto en cuidados,  como a nivel psicológico, institucional, fiscal, etc.

Otros de los recursos que se ofrecen actualmente desde las asociaciones de salud mental son actividades ocupacionales y recreativas donde usuarios y familiares pueden mejorar y aprender diversas habilidades, así como sentirse útiles.

En cuanto a los grupos de ayuda mutua decir que en la Asociación ASMAL fue una de las primeras actividades que se llevaron a cabo. Debido a la gran demanda por parte de los usuarios y familiares, se creó con la finalidad de ofrecer un espacio en el que las personas con problemas de salud mental pudiesen expresar y desarrollar sus dificultades y sentimientos, y donde pudiesen relatar sus experiencias, para así poder ayudarse a través de sus testimonios.

En la actualidad contamos con un grupo de ayuda mutua para usuarios, los cuáles  se reúnen una vez por semana guiado por ellos mismos, y un grupo de ayuda mutua para familiares que se reúnen cada dos semanas, que es coordinado por uno de los voluntarios que colaboran con nosotros.

¿Qué tipo de iniciativas tienen previsto poner en marcha próximamente?

Debido a las demandas por parte de los usuarios y familiares que forman parte de nuestra asociación, hemos programado para el próximo 18 de Noviembre unas jornadas formativas con el objetivo de dar a conocer desde una perspectiva multidisciplinar los avances y cambios relacionados con la intervención de los usuarios de salud mental.

Tras el gran éxito que han tenido los cursos de informática y de técnico deportivo en salud mental realizados en la Universidad de Almería, en los cuáles han participado usuarios  y estudiantes, se está creando un nuevo proyecto “Grupo de conocimiento mutuo”, donde ASMAL participará junto con otras asociaciones e instituciones, con el objetivo de seguir con la experiencia formativa que se ha llevado a cabo  entre usuarios de salud mental y estudiantes,  en este proyecto se pretende  realizar diferentes cursos formativos y diversas actividades ocupacionales y recreativas donde interactúen usuarios y estudiantes.

Añadir que desde nuestra asociación, como hemos venido haciendo hasta el momento, seguiremos realizando campañas de concienciación y sensibilización para la lucha contra el estigma que aún existe hacia las personas con trastorno mental.

Más información y formas de contacto con ASMAL: Tlf. 699605730; Carrera del doctoral s\n Almería; Asmalalmeria@gmail.com; (en facebook: Asmal Almeria).

Publicado en Sin categoría

Entrevista a Irene Sánchez, encargada de la puesta en marcha de un programa de sensibilización hacia el estigma que incorpora el uso de las nuevas tecnologías (videojuego), charlas con usuarios y talleres conjuntos entre personas con problemas de salud mental y estudiantes

Recientemente ha llevado a cabo un programa de sensibilización hacia el estigma en salud mental en el centro educativo de Almería donde trabaja (IES Compañía de María), ¿nos podría comentar en qué ha consistido la intervención?

El programa se ha llevado a cabo durante una mañana entera con alumnos de 1º de Bachillerato y ha consistido en tres fases. Primeramente, se aplicó el videojuego denominado @Stigma.Stop, que recrea cuatro personajes con diferentes trastornos mentales; después han tenido una charla con cuatro usuarios de la Asociación El Timón y, para finalizar, una veintena de usuarios de salud mental y los propios estudiantes han realizado tres talleres conjuntos, en concreto un taller de jardinería, otro de robótica y un tercero de videojuegos.

¿Cómo fue la valoración por parte del alumnado?

Los alumnos acabaron encantados con el proyecto, no tenían mucha información previa de lo que son los trastornos mentales y quedaron “impactados” con alguno de los relatos de las personas que acudieron a darles las charlas. Fueron cuatro personas, con historias distintas, pero muy cercanas a ellos en varios apartados. Asimismo, poder interaccionar con personas que han pasado por muchas dificultades personales a través de los talleres, tener la oportunidad de conocerlos y de intercambiar impresiones, fue algo muy enriquecedor y cercano que les permitió cambiar la visión que tenían de estos problemas.

Asimismo, me gustaría destacar que para los usuarios de salud mental, por los comentarios posteriores, también fue una experiencia muy gratificante, se sintieron “útiles”, aconsejando a los jóvenes, mostrando a los estudiantes que todos estamos en riesgo, etc., realizando así una labor social muy importante.

¿Y por parte de la dirección del centro, cómo fue la valoración?

Para la dirección del centro fue la primera vez que se implicaban en una experiencia así y también la valoraron muy positivamente, comprobaron la utilidad de este tipo de intervenciones. Nos animaron a repetir la práctica los próximos cursos e incluso incorporar más actividades.

¿Qué actuaciones tienen previstas para el curso próximo?

Para el próximo curso nos gustaría extender la práctica a más centros de la provincia de Almería, también completarlo con otros talleres, como puede ser un programa de radio conjunto entre usuarios de salud mental y estudiantes, de modo parecido a como ya lo está haciendo la asociación El Timón en el programa “Remolinos de Quijotes”. Se trataría así de que los jóvenes conozcan más de cerca la realidad de salud mental, que tengan información que les sea útil, tanto para ayudar a las personas que están pasando por estas dificultades como para prevenir ellos mismo distintos tipos de comportamientos.