Publicado en Sin categoría

Entrevista a Paco Alonso, ejemplo de tesón e ilusión en el curso de Técnico Deportivo en Salud Mental

¿Cómo se ha enterado de que se impartía el curso de Técnico Deportivo en Salud Mental?

Por la Unidad de Rehabilitación de Área (URA) de Almería. Me informó la trabajadora social, habló con el responsable y yo encantado de participar, no me lo pensé ni lo más mínimo.

¿Había practicado con anterioridad algún tipo de deporte?

Sí, toda la vida. Desde el colegio donde estudié. Hacíamos atletismo, practicábamos salto de longitud, altura, lanzamiento de discos, carreras… También realizábamos otros deportes como voleibol, balonmano, fútbol, baloncesto… de todo. Recientemente camino mucho a la máxima velocidad que puedo. Por ejemplo, voy desde mi casa hasta la Universidad de Almería y lo hago en ida y vuelta en 2 horas y 40 minutos.

¿Qué es lo que más le ha gustado el curso?

Me ha gustado todo. Los deportes terrestres estuvieron bien, pero los náuticos para mí fue algo espectacular, nunca los había practicado antes, estoy muy satisfecho, me ha llenado de alegría, de liberar adrenalina y endorfinas. El kayak individual, el doble, más la vela y el padelsurf ha sido una experiencia increíble.

El ambiente con los compañeros ha sido genial. Ya no son sólo compañeros sino que son amigos. Los veo y quedo con ellos, seguimos manteniendo el contacto.

También ha colaborado en la organización del VI Congreso Internacional de Deporte Inclusivo. ¿Cuál fue su labor? ¿Cómo fue la experiencia?

La experiencia fue muy buena. En la primera jornada vino mucha gente y ahí fue donde más tuve que actuar, para ello me vino bien mi experiencia anterior, trabajando en vigilancia privada, para organizar el sitio a muchos participantes. También fui asistente en el auditorio con el micrófono cuando preguntaban los asistentes, estuve pendiente del agua para los ponentes, etc. ayudé en todo lo que hacía falta.

Después del curso, ¿ha seguido practicando deporte?

Por supuesto. Me da aliciente, me estimula a mantener mi salud mental, junto con el tratamiento. Me encuentro en un momento muy dulce de mi vida, en comparación con antes que pasé 15 años que casi no levantaba la cabeza para mirar a los demás, ni sonreía y llevaba una vida muy sedentaria.

Además el curso me ha servido para dirigir una sesión como técnico deportivo con los compañeros de la URA. Hicimos calentamiento y juegos y me dijeron que lo hice muy bien.

El curso de Técnico Deportivo en Salud Mental también me ha ayudado a retomar los estudios, a apuntarme para sacarme el graduado escolar. Además a seguir practicando cuando puedo algún deporte de los que vimos en el curso. Como kayak, que lo manejo bien, me encantó y se lo recomiendo a todo el mundo.

Publicado en Sin categoría

“Compañerismo, empatía y lucha contra el estigma, debería ser el inicio de todo un largo camino…” entrevista a Coco Soriano, monitora de FAISEM y alumna del curso de Técnico Deportivo en Salud Mental

Como monitoria en FAISEM, que lleva a cabo diferentes actividades deportivas con usuarios de salud mental, ¿qué beneficios considera que el deporte puede conllevar en estas personas?

La práctica deportiva tiene beneficios tanto a nivel físico como emocional en cualquier persona. Si nos referimos de un modo más concreto al beneficio en  personas que tienen un problema de salud mental, destacaría que los programas deportivos facilitan un aumento en la actividad física en personas que en la mayor parte de los casos llevan un estilo de vida bastante sedentario. También se fomentan las relaciones sociales (eliminando el aislamiento social en muchos casos presente), el lenguaje y la memoria. Así como una mejoría en autocontrol, debido a su mejoría y bienestar general. Igualmente, a nivel físico, junto con los beneficios para la salud, destacaría una mejoría en el equilibrio, flexibilidad, coordinación de movimientos, etc…

En el curso de Técnico deportivo en salud mental han participados usuarios de FAISEM, de otras instituciones de salud mental, junto con estudiantes. ¿Qué cree que ha supuesto en general para el alumnado?

Considero que el curso ha resultado muy positivo para todo el alumnado en general. En primer lugar, porque los contenidos teóricos han sido de gran interés así como las sesiones practicas. Señalaría como innovador el módulo de deportes náuticos, donde de un modo más acentuado se observó el compañerismo entre los alumnos participantes.  En el acto de clausura vivimos también momentos muy emotivos en la entrega de los certificados.

Igualmente destacaría en la clase final, donde se nos pidió un titular que definiese nuestra experiencia en el curso, y donde la palabra que más se repitió fue “INCLUSIÓN”. Una muestra de compañerismo, de empatía y de lucha contra el estigma, que debería ser el inicio de todo un largo camino en el trabajo por esa INCLUSIÓN en otros ámbitos de la sociedad.

La experiencia de este curso se ha comentado recientemente en una reunión en Budapest con socios europeos del programa INSPORT. ¿Cómo ha sido la acogida?

Nosotros además de enriquecernos con la participación de este encuentro, hemos aportado nuestra experiencia en el curso de Técnico Deportivo en Salud Mental, mostrando gran interés por la parte de deportes náuticos donde proyectamos los videos que se realizaron durante el desarrollo de la actividad.

Nuestra experiencia ha mostrado gran expectación y como novedoso tanto la coordinación por parte de la Universidad como la participación de los diferentes colectivos: usuarios de Salud Mental, Trabajadores de Salud Mental y estudiantes universitarios.

A primera vista parecía que el idioma en este encuentro podría ser una barrera, pero se demostró que el idioma no es una barrera, las barreras son otras, como las limitaciones de las personas, las barreras arquitectónicas y los medios para el desarrollo de las actividades.

Una magnifica oportunidad de intercambio de experiencias entre los diferentes países sobre maneras de promover la inclusión social de las personas con problemas de salud mental a través del deporte.

Publicado en Sin categoría

“Nadie detrás de nadie, todos juntos, al lado de…”. Entrevista a José Gallego, impulsor de diferentes proyectos de deporte y salud mental en la universidad

¿Cómo se inició en el mundo de la actividad física y la discapacidad?

Los primeros contactos que tuve fueron al inicio de mis estudios de INEF en Granada. Tuve dificultad para entrar, pedían unas notas muy altas y unas difíciles pruebas físicas, por lo que no fue tarea sencilla. Después comprobé que entre el alumnado primaba mucho el tema de fuerza, rendimiento, competición, resultados…, algo que no iba en mi filosofía de vida.

Me interesé más en las asignaturas que tenían que ver con justo lo contrario, con la educación en sí misma y más en concreto con la educación física especial. En cómo la educación física podía mejorar no sólo la salud física, sino la emocional de determinados tipos de personas.  Busqué un centro con el que poder colaborar en los primeros años de carrera y encontré un centro de educación especial en Armilla, Jean Piaget, donde empecé a ayudar en todo lo que podía.

Posteriormente, hice mi tesis doctoral sobre actividad física en parálisis cerebral y espina bífida, de donde sacamos una serie de lemas, uno de mis preferidos: “nadie detrás de nadie, todos juntos, al lado de…”.

Ya en Almería, desde el 2007, empecé a colaborar en temas de salud mental a través del grupo de investigación que tenemos.

¿Qué tipo de beneficios y de adaptaciones considera que son necesarias cuando se trabaja con personas con problemas de salud mental?

Los beneficios que se obtienen son de todo tipo, tanto en personas con problemas como sin problemas de salud mental, a nivel físico, psicológico y social. Quizá en salud mental habría que destacar más que se haga en un contexto normalizado, pero de seguridad, manejando bien por ejemplo el centro de gravedad, de más bajo a más alto, diferenciando la motricidad fina de la gruesa, etc.

Igualmente, viene bien utilizar diferentes medios, como puede ser el acuático, donde el agua tiene vida por sí misma…, al igual que pasa con la música. De todos modos, lo más importante es intentar transmitir con uno mismo, con la mirada, con la voz y basarse en los conocimientos de la experiencia y de diferentes disciplinas.

Publicado en Sin categoría

“… El respeto que tienen, la educación, cómo están pendientes de las explicaciones… fue una experiencia especial”. José Antonio Piedra, profesor de Informática

¿Cómo un informático llega a implicarse en temas sociales, como puede ser trabajar con el colectivo de salud mental?

Mi actividad investigadora en la universidad comenzó con el estudio de la visión artificial, análisis de imágenes y todo lo que tuviera que ver con la inteligencia artificial y en el desarrollo de dispositivos de interacción natural. En este contexto, es donde surgió la oportunidad de trabajar en el centro de Princesa Sofía, un centro con niños/as con necesidades especiales, donde comenzó una primera toma de contacto con la discapacidad. Lo que hacíamos principalmente era desarrollo de juegos interactivos para el aprendizaje cognitivo a diferentes niveles, donde los menores podían interactuar de la forma más real posible con la máquina. Se hacía los viernes, y para mí, después del trabajo de la universidad con clases, reuniones, etc. ver la forma en la que te estaban esperando, con una cara de felicidad y de ilusión, con recibimientos entre abrazos y besos, era una sensación que fue un antes y un después…

Para mí los viernes era como una “terapia”. Los problemas que tuviera desaparecían de un plumazo. Esa sensación fue muy buena. Ahí fue el comienzo y cada vez empecé a hacer más colaboraciones sociales y fue donde surgió la oportunidad de trabajar en temas de salud mental.

¿Qué es lo que más te llamó la atención de trabajar con personas de salud mental en el curso de Desarrollador Web en Salud Mental que ha impartido dentro del programa “Inclúyete”?

El curso fue muy gratificante. Los alumnos tenían una motivación muy alta, te preguntaban mucho, de hecho, me siguen llegando correos…, ves cómo se sienten realizados. Tenía un poco la sensación de volver al colegio por la ilusión que ellos tenían. Algo que había perdido un poco en las clases de la universidad… El respeto que tienen, la educación, cómo están pendientes de las explicaciones… fue una experiencia especial.

Y también ver cómo al final ellos consiguen desarrollar diferentes páginas web, presentarla ellos en clase… estaba super contento. Como docente necesitas tener alumnos motivados y ellos lo estaban, además conseguimos los objetivos.

Los usuarios o los responsables de salud mental que nos estén leyendo y que quieran encontrar trabajo relacionado con la informática, ¿qué les aconsejarías que estudiasen o que se preparasen?

 Obviamente como profesor de la universidad les recomendaría que se inscribieran en el Grado de informática. También hay muchos grados formativos de la propia universidad o de otras empresas. Ahora mismo si no estás en las redes sociales no eres nadie. Con lo cual un curso relacionado con Comunnity Manager o todo lo que tiene que ver con gestión de redes sociales para mí es vital para cualquier empresa.

También el desarrollo web y las aplicaciones para dispositivos móviles. Todo lo que tiene que ver con el Big data, con el procesamiento de la información en las redes sociales puede ser otra de las líneas, aunque ésta es algo más compleja y extensa a la hora de profundizar en ella.

Por otro lado, aquí en España somos grandes consumidores de videojuegos, por lo que se pueden trabajar desde el diseño gráfico, la composición de música, hasta la programación en sí de los videojuegos.

Para un chico o chica que le guste la informática, con un año de formación podría ponerse a trabajar en ello sin problema. Lo bueno de la informática es que es muy práctico. Aprendes a comunicarte con el ordenador para expresar ciertas cosas. Alguien joven, no tendría ningún problema. Incluso hay muchos cursos gratuitos por internet, que en tres meses te forman para desarrollar de forma básica en desarrollo web.

Cada vez hay más estudios que señalan la importancia de incorporar la informática de un modo transversal en todos los ciclos de la enseñanza ¿Qué aporta en general la programación informática al proceso educativo?

La programación de videojuegos es como un arte. Para mí, es una forma diferente de enfrentarse a la vida. La programación permite exponer una idea, desarrollarla y plasmarla. Es una manera de aprender resolución de problemas y a nivel práctico, de funcionalidad.  En la programación tienes un objetivo, pero después tienes que aprender cómo resolverlo. En este sentido te ayuda a ser flexible y autónomo. Es trabajar de forma práctica y además en equipo. Al final contribuye a adquirir independencia y autonomía.

El tiempo libre que le deja la informática y la familia, lo dedica al adiestramiento canino, por aquí también cree que hay un nicho de empleo. ¿Nos lo podría comentar?

Si nos ponemos a analizar el censo de perros que hay en Andalucía, prácticamente en todas las familias hay perros, cada vez el volumen es mayor. A su vez, cada vez está más integrado como un miembro de la familia, por lo que todos los cuidados que se le puedan dar se le dan. Por lo tanto, la interacción con los perros y cómo convivir con la mascota, cómo comunicarse con ella (ya que en ocasiones esto puede convertirse en un problema) puede convertirse en un nicho importante de trabajo. Generar profesionales que permitan solventar las dificultades que surgen diariamente con las mascotas y su cuidado puede ser un una fuente muy buena de trabajo y muy gratificante también.